Cultura y Entretenimiento

EL CABALLERO NEGRO

EL CABALLERO NEGRO

Un “caballero oscuro” o Black Knight pulula flotando por la galaxia, va encapuchado y cubierto con una larga túnica negra. ¿Qué estará tramando? Tal vez está buscando algo. No se sabe nada sobre sus intenciones. Desde que se avistó por primera vez en 1998 muy cerca de la nuestra órbita, las conjeturas no han parado de llenar los debates científicos y los medios. Muchos creen que es el incombustible Darth Vader que busca todavía su legendaria “Estrella de la muerte” que cree extraviada y no destruida. Quien lo sabe, podría haber confundido la luna (por su similar apariencia) por su querida nave espacial.

EL CABALLERO NEGRO

SEÑALES DE RADIO INUSUALES

Todo inició en 1899 mientras Nicola Tesla experimentaba con uno de sus casi 300 inventos. Un dispositivo electrónico que permitía la recuperación de señales y sonidos (ondas de radiofrecuencia) transmitidos por ondas electomagnéticas. Era la tan común y conocida radio. Aquí ya se empezó a gestar la idea de que fueran sonidos extraterrestres, radiofuentes naturales emitidas por algún púlsar o alguna estrella, y no sonidos terrestres.

EL CABALLERO NEGRO

En 1928 un radio aficionado de Oslo, en Noruega, Jorgen Hals escuchó unos sonidos extraños provenientes según él del espacio cósmico. Desde entonces las sospecha de que fueran señales de vida extraterrestre fue más que una corazonada.

Algún año más tarde en 1931 el astrónomo Karl Guthe Jansky detectó unas ondas de radio dentro de nuestra galaxia, provenientes de una fuente desconocida en le centro de la Vía Láctea. En 1946 se descubrió la primera radiofuente fuera de nuestra galaxia en la constelación de Cygnus.

EL CABALLERO NEGRO

En 1954 los periódicos publicaron la noticia que las Fuerzas Aéreas de EEUU habían detectado 2 satélites en órbitas cercanas a la Tierra. Época en la cual todavía no existía esa tecnología “oficialmente”, ya que el primer satélite artificial fue lanzado por la Unión Soviética el 4 de octubre de 1957 el Sputnik 1.

En 1960 la armada de EEUU reportó que había detectado un “objeto oscuro” en el espacio dentro de la órbita terrestre. En un principio sospecharon que fuera un satélite espía ruso. Más tarde se retractó confirmando que el supuesto satélite espía ruso eran en realidad los restos del satélite Discoverer VIII de las Fuerzas Aéreas de EEUU, un satélite espía de reconocimiento lanzado en 1959, que se había extraviado.

Al parecer se había producido una sobrecombustión del cohete de impulso que llevó al satélite en una zona más alta, una órbita más excéntrica de lo planificado. La cámara quedó dañada y además el paracaídas de descenso de la cápsula (que llevaba las imágenes fotografiadas grabadas dentro) no se abrió cuando se separó de la parte principal del satélite. La cápsula impactó sobre el Océano Pacifico fuera del área planificada y nunca se recuperó.

EL CABALLERO NEGRO

Los Discoverer (porque eran varios), eran satélites de reconocimiento fotográfico encubiertos en el programa Corona. Su objetivo era reemplazar los anteriores aviones espía U-2. Eran destinados a la vigilancia secreta de territorios de interés como China y Unión Soviética. Con las fotos realizaban mapas que servían para evaluar la disposición, la velocidad y el alcance de la producción de misiles extranjera.

Ya en 1963 el astronauta Gordon Cooper uno de los Mercury Seven (los famosos primeros astronautas estadounidenses), reportó un supuesto avistamiento de un ovni durante la misión Mercury Atlas 9. Al no existir evidencias de que fuera un objeto terrestre, la NASA lo clasificó como “objeto volante no identificado”.

ECOS DE OTRAS GALAXIAS

EL CABALLERO NEGRO

Las radiofuentes son radiaciones electromagnéticas emitidas generalmente por un gas caliente, como puede ser el hidrógeno neutro o el monóxido de carbono. Los electrones en su interior se mueven dentro de campos magnéticos. Aunque suelen provenir de galaxias espirales y concretamente de los cuásares que se encuentran en ellas, es decir de agujeros negros supermasivos, también se han detectado radiofuentes que provienen de estrellas, púlsares, restos de supernovas, o cuerpos difusos como nubes de polvo interestelar o otro tipo de galaxias.

Es decir pueden ser causadas por longitudes de onda emitidas por átomos y moléculas que están pululando en el espacio. No siempre tienen un espectro visible, pero se pueden detectar por emisores de radio.

LA CONSPIRACIÓN

EL CABALLERO NEGRO
Fuente

El caballero negro habla de un satélite que estaría orbitando alrededor de la Tierra desde hace 13.000 años, y de las intermitentes señales que ha emitido dando indicios de su existencia y de su enigmático “guardián encapuchado” o caballero oscuro. Habría sido construido con una tecnología muy avanzada y su propósito es ignoto.

Sin embargo esta teoría además de estar entremezclada sin relación entre sí, con historias, reportes de avistamientos inusuales, satélites espías y también una buena parte de imaginación, nace de una mezcla de mitos y leyendas sobre la Luna. Es un clásico del misterio. Según esta teoría la luna no es un astro natural sino que sería una especie de enorme satélite artificial, un artefacto o nave espacial y estaría hueca o contendría una sustancia en su espacio interior.

Esta hipótesis ha suscitado mucho interés y ha inspirado varias novelas de ciencia-ficción, como la de H.G Wells “Los primeros hombres en la luna”, donde cuenta y describe la vida de los insectoides “selenitas” que viven en el interior de la Luna hueca.

SUS ORÍGENES

En 1973 la revista Spacefligh de la Sociedad Interplanetaria Británica BIS publicó un artículo de Ducan Alasdair Lunan. En él se hipotizaba sobre un presunto mensaje de radio oculto que había sido enviado por una sonda espacial supuestamente extraterrestre. Esta sonda estaría orbitando alrededor de la Luna concretamente en el punto L5 de la órbita lunar desde hace mucho tiempo, 13.000 años.

El mensaje habría sido ya detectado en la década de 1920 pero había sido ignorado. Posteriormente una colaboración de investigación entre noruegos y holandeses mientras estaban estudiando el efecto del eco retardado pudieron identificar y descifrar tal mensaje, el cual decía:

Empiece aquí. Nuestro hogar es Upsilon Boötis, que es una estrella doble. Vivimos en el sexto planeta de siete, procedente del sol, que es el más grande de los dos. Nuestro sexto planeta tiene una luna. Nuestro cuarto planeta tiene tres. Nuestro primer y tercer planeta tiene cada uno una. Nuestra sonda está en la posición de Arcturus, conocida en nuestros mapas.”

EL CABALLERO NEGRO

Según esta conspiración la sonda habría sido enviada por los habitantes de un planeta situado en la órbita de la estrella Epsilon Boötis, y tendría unos 13.000 años. Así que las señales que detectó Tesla no procedían del espacio profundo sino de la luna, de la señal emitida por el artefacto, al igual que Jorgen Hals, el radioaficiondo. Y Gordon Cooper habría visto al Caballero oscuro en persona. En 1974 Mark Brandis escribió una novela inspirada en el mito titulada Spaceprobe Epsilon.

EL MISTERIO SE REVELA

EL CABALLERO NEGRO

El caballero negro fue avistado por primera vez y inmortalizado en una foto durante la misión espacial STS-88. El 14 de diciembre de 1998 se lanzó al espacio la primera misión del transbordador espacial Endeavour. Tenía que llegar a la Estación Espacial Internacional ISS y transportaba diferentes mercancías entre ellas el primer módulo estadounidense, el nodo Unity, una cámara IMAX de la bodega ICBC, el satélite argentino SAC-A, el MightSat 1, el módulo de experimentos espaciales SEM-07 y el G-093 del programa Getaway Special patrocinado por la Universidad de Michigan.

Durante la misión STS-88, como así se llamaba, los astronautas tenían que acoplar el nodo Unity y el Zarya (que ya estaba en órbita) y para ello tuvieron que realizar diferentes tareas al externo de la estación, concretamente 3 paseos en el espacio exterior, como conectar cables de comunicación y energía.

EL CABALLERO NEGRO

Una de esas tareas consistía en instalar 3 mantas térmicas que estaban ligeramente atadas a la espera de su instalación. Son telas térmicas utilizadas para el control térmico, aseguran una temperatura aceptable y suficiente, ya que durante las fases de la misión se deben soportar fuertes variaciones térmicas que se producen en el entorno espacial. Este aislamiento multicapa reduce la pérdida de calor por radiación térmica.

La maniobra de instalación estaba siendo grabada en video, las imágenes y el audio registraron el momento en el cual al astronauta Jerry L. Ross mientras estaba realizando la instalación una de las mantas térmicas se le escapó la lona y se fue volando de las manos.

Los otros astronautas avistaron a una cierta distancia un objeto amorfo de color negro. Las imágenes fueron registradas y posteriormente difundidas por los medios. Su extraña apariencia suscitó la existencia del caballero negro.

En realidad era la manta térmica que se había dispersado accidentalmente, una basura espacial que vagó por el espacio hasta que regresando a la Tierra atravesó la atmósfera terrestre y se desintegró. La organización NORAD la llamó S025570 1998-067C. Pero esto no a sido aceptado por los conspiradores.

Fuente foto portada

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE ESTE ARTÍCULO? ¿QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN? NO DUDES EN DEJAR UN COMENTARIO!


    EL CABALLERO NEGRO EL CABALLERO NEGRO EL CABALLERO NEGRO EL CABALLERO NEGRO EL CABALLERO NEGRO

    error: Content is protected !!