Animales y Naturaleza

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

trovant trovanti trovants piedras rumanía pidras vivas

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Las piedras siempre han sido fuente de inspiración para leyendas, fábulas e historias fantásticas. Con frecuencia se les atribuyen poderes mágicos e incluso algunas, el don de la vida. Es el caso de los “Trovants” o trovantis. Las leyendas entorno a estas enigmáticas piedras cuentan historias de otros mundos, de cómo llegaron a la Tierra viajando dentro de las nubes, de su origen tal vez extraterrestre, y de cuentos de hadas.

ALGUNAS DE LAS ANTIGUAS LEYENDAS SOBRE LOS TROVANTS

Las leyendas sobre piedras “vivientes” las podemos encontrar en muchas narraciones y películas fantasiosas en forma de montañas o islas, que de repente recobran vida convirtiéndose en imponentes y titánicas criaturas descomunales, como el gigante de piedra en La Historia Interminable o de Frozen.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Los Trolls de piedra son otro clásico, temibles criaturas antropomorfas del folclore escandinavo. De origen incierto, se les retienen seres sobrenaturales, generalmente gigantes y de excepcional fuerza. De naturaleza malvada y dañina, son bastante necios y suelen secuestrar niños, porque les gusta comer su blanda carne. Se convierten en piedra al ser expuestos a los rayos del sol. En El Hobbit, del escritor británico J.R.R. Tolkien las describe en un apasionado suceso. Pero sin duda los más entrañables son los Trolls de piedra de la película Frozen, criaturas mágicas que viven en un bosque encantado, de naturaleza traviesa, afable y pacífica.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Los Trovants de Rumanía tienen un sorprendente similar aspecto a estos últimos, ¿no creéis? Y si fueran…no, no, no es posible, son sólo una leyenda.

A excepción de las estalactitas y estalagmitas, que son rocas carbonatadas o calizas, que se encuentran refugiadas bajo tierra, las piedras que están expuestas a los agentes externos no suelen crecer. Al contrario, su tamaño mengua, porque son erosionadas por los efectos atmosféricos. Sin embargo algunos particulares Trovants sí lo hacen.

Los Trovants que crecen (porque los hay que sólo se mueven y se desplazan), por ejemplo los de Rumanía, están constituidos en su mayoría de carbonato de calcio CaCO3, es decir, están compuestos de arenisca. Un mineral que le proporciona a la roca una gran capacidad porosa. Aunque los hay de granito, rocas ígneas plutónicas (también llamadas intrusivas) enfriadas lentamente a gran profundidad y otros de rocas ofitas (extrusivas), de origen volcánico que se formaron cuando se consolidó el magma o lava que emergió a la superficie.

EL ORIGEN DE LOS TROVANTS

Tenemos que retroceder en el tiempo más de 66 millones de años, al inicio de la Era Cenozoica. En griego significa “animales nuevos”, porque en este periodo aparecieron los mamíferos.

Los Trovants se generaron en zonas expuestas a las fuerzas tectónicas reinantes en aquel periodo. En zonas de deformación de la corteza cataclástica, en donde se produjeron las brutales colisiones que trasladaron las masas continentales a su posición actual. Es decir, salieron de brechas de una falla o de ambientes ígneos, como el de un volcán.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

En estas circunstancias nacieron los Trovants, durante el proceso de eventos volcánicos y sísmicos, terremotos. Cuando emergieron en la superficie terrestre eran simples guijarros, gravas, arenas o linos, rocas clásticas o detríticas, llamadas también sedimentarias porque tienen tendencia a depositarse en zonas tranquilas donde más tarde se endurecen por el proceso de litificación.

Compuestas por fragmentos desprendidos de otras rocas más grandes, o clastos, y minerales pre-existentes, una vez afloradas en la superficie terrestre fueron expuestas a la erosión de los elementos. Y con el tiempo incluso arrastradas mecánicamente por el agua de la lluvia y de los ríos, por el hielo, flujos de lodo y fuertes ráfagas de viento, hasta que con el tiempo su viaje fue ralentizándose hasta pararse por completo.

De hecho las areniscas son rocas sedimentarias o rocas que han sufrido alteraciones debido a la diagénesis. Es decir rocas formadas en el interior de la corteza terrestre, a una profundidad aproximada entre pocos metros hasta 5 o 6 km y a temperaturas que oscilan entre 150º y 200º. A esa profundidad todavía se producen infiltraciones de agua, en la cual vienen disueltas diversas sustancias.

La estructura altamente porosa de la arenisca permite la percolación de agua y fluidos a través de su estructura interna. En el proceso de diagénesis, los puntos de contacto entre los granos son sometidos a grande presión y en esos puntos, el mineral filtrado es más soluble que el resto de la roca. La disolución producida en esos puntos de mayor contacto permite la compactación o cementación.

Los granos de los Trovants se fueron uniendo, estando muy juntitos, unos al lado de otros, compactándose tanto que al final se consolidaron formando arenisca, y en algunos casos cuarcitas. Así también se transforman muchos otros tipos de piedra, como conglomerados compuestos por arena, limo, arcilla, que son después cementados con carbonato de calcio, óxido de hierro o sílice. Por lo que el variopinto color que tienen las areniscas es debido a las “impurezasdisueltas en el agua filtrada en el subsuelo. Algunas son de un bello color rojizo como en las tumbas excavadas de Petra, Jordania.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Sin embargo en los Trovants que conocemos, en particular los que crecen, como los de Rumanía, esta causa sólo respondería al color de su núcleo, la legendaria “piedra original” o piedra madre. Porque tanto el exterior que se ve, como los anillos concéntricos formados en su interior poseen un color generado y determinado por el proceso de meteorización esferoidal, evolución sucedida posteriormente a su diagénesis y realizada al exterior, en la superficie de la tierra.

Como decimos, el primordial lecho rocoso o núcleo del Trovant es el producto de diversas composiciones de minerales y reacciones químicas, y puede tener un origen ígneo, metamórfico, (es decir, que se ha transformado sin cambio en el estado de su estructura, bien por haber sido sometida a condiciones de temperatura y presión distintas de las de su origen o por la acción de fluidos), o sedimentario.

Y el exterior de los Trovants es de arenisca, como hemos explicado antes, son sedimentarios de origen clástico, compuestos por lo general de granos de silicato, cuarzo o feldespato, pero también los hay de litio.

CÓMO CRECEN LOS TROVANTS

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Se produce cuando llueve y se mojan. Pero no se multiplican al contacto con el agua, como los Gremlins, creando otros especímenes diversos a ellos, pero crecen. Las más longevas alcanzan los 400kg y pueden medir hasta 10 metros.

La arenisca de la cual está formada el Trovant es rica en minerales de carbonato de calcio y en origen es altamente porosa. El agua de la lluvia contiene diversos minerales disueltos y tiene un pH ácido por contener dióxido de carbono.

Cuando penetra a través de los poros de la arenisca, y entra en contacto con el carbonato de calcio se produce una reacción química, porque es reactivo al ácido y a los minerales disueltos en ella, generando una reacción espontánea que produce en el interior gas, es decir efervescencia (formado por burbujas de dióxido de carbono) y presión interna.

Seguramente habéis visto alguna vez esta reacción química en directo encima de la encimera de mármol de alguna cocina, cuando ha entrado en contacto con un ácido, como el zumo de limón, por ejemplo. Produce efervescencia y se quedan unas manchas blancuzcas muy difíciles de quitar. Es el mismo caso. Aunque el mármol está formado a partir de rocas calizas y es una roca metamórfica, es también sedentaria y está compuesta asimismo de carbonato cálcico, más del 90%. Esta reacción química también la podemos ver claramente en las bebidas carbonatadas o cuando echamos una tableta efervescente de vitaminas en un vaso de agua. El ácido reacciona con el carbonato produciendo efervescencia. Tal vez por eso dicen que estas piedras respiran, y que hacen ruido o hablan por la noche, porque se intuye y se siente esta actividad, y el burbujeo interno.

A este proceso geológico con el cual las piedras crecen de tamaño, se le llama meteorización esferoidal. Es un fenómeno común que podemos observar en muchas partes del mundo de manera espontánea. Por poner algunos ejemplos, se identificó este fenómeno en Estaca de Bares, A Coruña, Galicia España sobre algunas rocas de granito y sobre rocas ofitas en Huesca también en España.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”
Fuente
LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”
Externsteine, Teutoburgo, en Alemania

En las rocas Externsteine, dentro del bosque de Teutoburgo, en Alemania, sobre rocas de arenisca. En algunos corestones cerca de Musina, una localidad de Sudáfrica.

Pilbara, Australia

En Pilbara, Australia occidental, sobre un dique de dolerita. También en la península de Kola en Rusia, en lugares de suramérica como Chile, en Colombia, en el Monumento nacional Joshua Tree en California Estados Unidos, en Japón, China y otros lugares. Pero veamos con más detalle en qué consiste.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”
Joshua Tree en California Estados Unidos

METEORIZACIÓN ESFEROIDAL: UNA REACCIÓN QUÍMICA

Es una forma de meteorización, es decir, es una alteración o cambio por la acción del agua de la lluvia. El agua es el agente de meterorización. El agua meteoriza químicamente la roca por el efecto de la hidrólisis. El grupo mineral más común que utiliza la hidrólisis en la meteorización, suele ser precisamente el de los silicatos de los cuales también está formada la arenisca.

La meteorización descompone los componentes de las rocas y las estructuras internas de los minerales. Se producen por tanto minerales nuevos que quedan en la nueva capa creada o son liberados al ambiente circundante. Durante esta transformación, la roca original se descompone en otras sustancias que son más estables en el ambiente circundante. Los productos resultantes de la meteorización química se mantendrán esencialmente inalterados mientras permanezcan análogas condiciones ambientales, símiles a las que había cuando se desarrollaron.

Por tanto la roca madre es la fuente de materia mineral a partir de la cual se desarrollará el nuevo suelo o capa. Según progresa la formación del nuevo substrato experimentará cambios físicos y químicos (de ahí las protuberancias y formas raras). Se considera que la roca madre puede ser la roca subyacente o bien una capa de depósitos todavía no consolidados. Cuando la roca madre está compuesta de substrato rocoso (roca original), se les llama suelos residuales. Los que se desarrollan sobre sedimentos no consolidados se denominan suelos transportados (porque estos suelos transportados se forman en el lugar donde bien, por la gravedad, agua, lodo, viento o hielo se han depositados los materiales llamémosles “progenitores”).

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

La composición del núcleo de la roca madre afectará sobre la velocidad de la meteorización, es decir sobre su crecimiento. Pero no sólo, también influenciará la composición del lecho vegetal donde está posada la piedra, y por supuesto el clima, uno de los factores más determinantes. La temperatura, las precipitaciones, incluso la vida vegetal y animal presente en el lugar donde estén los Trovants, porque estos factores determinan también la composición del suelo donde se apoyan y por lo tanto pueden influir a nivel químico.

Esta forma de meteorización química afecta al lecho rocoso, inicialmente a la roca madre, conocida como saprolita (en la cual todavía existen las estructuras de la roca original),formando capas concéntricas o esféricas en torno a ella.

De ahí que los Trovants al ser cortados a mitad, muestren en su interior círculos concéntricos o anillos de Liesengang, como los troncos de los árboles, con los cuales dicen se puede calcular su edad. Y también los podemos observar cuando las capas se desprenden, desconchándose como si fueran cáscaras o piel de cebolla, a veces exponiendo la saprolita a la erosión externa.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

El aumento de volumen, entonces, se produce cuando la roca se altera químicamente, cuando entra en contacto con otros minerales secundarios, tales como sericita, caolinita, serpentina, montmorillinita y clorita. Se produce por tanto en rocas de granito, dolerita (comúnmente llamada granito negro), basalto y rocas sedimentarias como la arenisca silicificada.

Crea en su lecho una red tridimensional que a veces formacubos rugosos, o protuberancias, como en el caso de los Trovants de forma redondeada, abombada o hinchada en algunas partes de su superficie, o prismas rectangulares, que forman bloques separados a forma cuadrilonga, como ocurre en los corestones o sacos de lana, llamados así, porque asemejan a sacos amontonados unos encima de otros.

El tor, otro tipo de Trovant, también llamado koppie castillo o kopje, es una grande roca independiente que aflora elevándose con atrevimiento sobre una superficie relativamente plana. Son famosos, el Dartmoor en Devon y el Bodmin Moor en Cornwall, situados en el suroeste de Inglaterra, y el Altai Krai de Siberia. La palabra Tor, proviene del inglés antiguo que significa “masa de roca desnuda coronada y rodeada de bloques y cantos rodados.”

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”
Dartmoor en Devon

En el interior de la estructura de la piedra, se produce, por tanto, una cementación de los componentes, lo cual reduce en parte la porosidad de la arenisca, lo que contribuye al aumento de tamaño de su capa más superficial y la resistencia a la acción mecánica o erosión externa. De ahí que se formen capas diferenciadas endurecidas.

El fenómeno de meteorización esferoidal se ha observado en distintas partes del mundo, se produce en amasijos de rocas unidas de granito, basalto, dolerita, y rocas sedimentarias como la arenisca silicificada, de la cual es formada estos particulares Trovants que crecen.

Esta reacción hace “mover” o circular los granos minerales que se encuentran en el interior, puede que miles de millones, según la dimensión de la piedra. Y en este modo, se produce el tan enigmático crecimiento de la piedra Trovant, desde el interior hacia el exterior, formando capas de diferentes composiciones y por tanto, también de colores, dependiendo de los minerales con los cuales ha hecho reacción, los famosos “anillos de Liesegang”, que podemos observar tanto en calizas como en granitos, según dicen datan la edad de la piedra Trovant.

EL ORIGEN DEL NOMBRE “TROVANT”

Fueron llamados así, por primera vez, por un reconocido geólogo, mineralogista y pedólogo rumano, Gheorghe Munteanu-Murgoci (1872-1925), fundador del Instituto de Estudios de Europa Sudoriental en Bucarest y de la Escuela rumana de pedología, miembro honorario de la International Soil Science Association (ISSS) y de la Academia Rumana. Recibió también varios premios y reconocimientos, entre ellos la medalla de Honor de plata Carl Friedrich Gauss, medalla Steaua Româniel y la medalla Bene Merenti.

Como geólogo experto, realizó diversas investigaciones geológicas y petrográficas tanto en el extranjero (concretamente en Inglaterra, Estados Unidos, California y Rusia), como en Rumanía, su lugar de nacimiento.

El “descubrimiento” de los Trovants de Rumanía se produjo durante un estudio petrográfico, mineralógico y tectónico que realizó Murgoci en la región de Oltenia en el cual descubrió también un nuevo mineral llamadoLotrit, Pumpellyite o Lotería, (que viene de Lotru, un afluente del río Olt, situado en el condado de Olt en Rumanía.) Precisamente en donde se encuentra el parque nacional de Cozia de más de 17.100 hectáreas, en la región de Vâlcea.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”
Paisaje Región de Oltenia Río Olt Parque Cozia

El parque nacional de Cozia y en particular el macizo de Cozia y Lotrisor (una zona exuberante donde se puede disfrutar también de una bonita cascada), fue incluido en 2017 a los más de 50 bosques distribuidos por doce países europeos, como propiedad natural patrimonio de la Humanidad dentro del programa “Bosques de hayas antiguos y primigenios de los Cárpatos y otras regiones de Europa” de la UNESCO. Es una histórica región al sur oeste de Rumanía, limitada precisamente por el nombrado río Olt, el Danubio, y los Cárpatos meridionales.

El inédito mineral descubierto por Murgoci, el Lotrit, es un silicato hidratado natural compuesto por calcio, magnesio, aluminio y hierro, cristalizado en un sistema monoclínico, de color verde, cuya forma de cristalización casualmente se asemeja a la hoja de una planta.

Una antigua zona de interés petrolífero, rodeada montañas, colinas, ríos y valles. Donde un tiempo, antes de la conquista romana, se asentaron diversas tribus geto-dacias, entras ellas, los peliii, los sucii, y los burii, y también los celtas.

Allí entre bosques de hayas y bonitos paisajes naturales Murgoci encontró unas extrañas piedras, que rápido la gente del lugar las clasificó como “vivas”, porque según ellos respiraban, hablaban y hacían ruidos por las noches y hasta se movían. De hecho hay quien los tiene en su jardín y los riega con frecuencia para que crezcan. Son considerados portadores de buena fortuna, llamados también “tesoro”, y antiguamente existía la costumbre de colocarlos al lado de las tumbas.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Sin duda insólitas características que fueron analizadas y explicadas científicamente con detalle en el famoso libro de Murgoci titulado “Formaciones Terciarias de Oltenia, con respecto a la sal, el petróleo y los manantiales minerales”.

El lugar exacto donde Murgoci encontró los Trovants fue en las alrededores de un pequeño pueblo llamado Costesti, en Rumanía distante 74 km de Cozia. Un lugar situado al interno del parque de Cozia (de ahí que se consideren también “reserva natural” y patrimonio de la Humanidad).

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Los Trovants de Rumanía son de grande interés científico, pero también turístico. En 2008 se presentó algunas de las investigaciones sobre los Trovants en un Congreso Internacional de Minerología, en Oslo. Y en el Museo Trovant creado en 2004, situado en la misma localidad, reposan algunos ejemplares de esta extraordinaria anomalía geológica, para algunos una “vida inorgánica”.

LA CAPACIDAD DE MOVIMIENTO DE LOS TROVANTS

Desde décadas los Trovants han sido objeto de muchos estudios, especulaciones, y leyendas. Además de su demostrada capacidad de crecimiento de algunos, dicen que también se mueven.

Desde antaño se ha denominado Trovant a las piedras que se mueven sin intervención humana o animal. Llamadas errantes, navegantes, deslizantes o simplemente móviles. Puede que sean detritos originarios de algún glaciar montañoso o desprendidos de algún maso montañoso. El hecho, es que suelen ser arrastrados por los hielos, los ríos y el viento, desplazándolos hasta que encuentran algún lugar refugiado donde terminan bloqueándose.

Que las piedras se mueven es ya un hecho científicamente comprobado. Es un curioso fenómeno geológico que durante años ha intrigado a los científicos y a la opinión pública.

Las largas trazas de sus desplazamientos, surcos en la superficie llana, eran evidentes a los ojos de todos. Demostraban sin duda que la piedras se habían deslizado, incluso en algunos casos habían recorrido hasta casi 30 metros.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Los posteriores estudios demostraron que las piedras se habían movido en un arco de 2 a 3 años, y las mayoría sus huellas se han conservado durante 3 o 4 años. Algunas piedras con ángulos más definidos suelen dejar estrías y rectas. Las que tienen la base lisa dejan marcas más vagantes. A veces las piedras se vuelcan, posicionando otra de sus caras en la superficie, lo cual hace que el rastro sea diferente. También presentan orientaciones diversas y sus trazas suelen medir entre 3 y 30 cm de ancho y 3 a 30 metros de recorrido. La profundidad del surco suele ser una media de 2,5 cm. Y el tamaño de las piedras suele oscilar entre 15 y 45 cm.

Este fenómeno se ha localizado en diferentes partes del mundo. En las estepas de Kazajstán, Rusia, República Checa, suroeste americano, California, Sáhara, España, Túnez y otros.

Por ejemplo en el Parque Nacional del Valle de la Muerte en California, Estados Unidos, las piedras errantes provienen de un promontorio de aproximadamente 260 metros de altura situado en el extremo sur de la playa, formada por dolomías negras. Otras en la misma zona son de origen ígneo, derivan de lugares cercanos, éstas últimas son llamadas sienitas, ricas en feldespato.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Hay distintas teorías científicas sobre el motivo por el cual estas piedras errantes se desplazan. Por un lado una característica común es que suelen hacerlo en terrenos saturados de agua. Este hecho facilitaría el efecto deslizante en la superficie. Además suelen ser terrenos con una delgada capa de arcilla. También existen otros lugares donde se producen repentinas bajadas de temperatura, lo que favorece la formación de placas de hielo en su superficie. Y por otro lado están los llamados “tapices” microbianos.

De estos últimos encontramos un caso en España. Un fenómeno de piedras errantes fue observado en el 2013, en la Laguna efímera denominada Altillo Chica en Lillo, Toledo. El fenómeno presentaba una trayectoria serpenteante desde el interior de la laguna hacia la orilla. Piedras de aproximadamente 5 kg.

Allí no existía la posibilidad de la creación de placas de hielo, porque no se registran temperaturas tan bajas. Pero se había observado que el movimiento se producía durante episodios tormentosos. El viento era el agente propulsor sin duda, como lo había estado también para los otros casos en el resto del mundo.

Fuertes ráfagas de viento inicial, unido a la acción hidratante y resbalosa del agua de la lluvia, hacía romper los tapices microbianos desarrollados sobre el fondo sedimentario de la laguna. La rotura del tapiz, de la capa superficial del terreno, exponía al exterior la capa sedimentaria que debajo subsistía, poco densa, es decir, más fluida y llena de burbujas de gas por la acción microbiana existente.

Una idónea superficie que facilitaba la “flotabilidad” de las piedras, que además eran impulsadas bruscamente por las corrientes de aire. Es decir, a través de esta combinación de los elementos atmosféricos en aquel preciso momento, viento y agua, la capa sedimentaria descubierta arrastraba piedras, ramas, cortezas y cualquier otro residuo que estuviera encima.

Se registraron velocidades de hasta 2 m/s con vientos de 14 m/s. Y a través del equipo de Gps instalado en algunas de aquellas piedras, el fenómeno pudo ser observado en directo sin dejar lugar a dudas.

Evidentemente en los demás casos ocurría algo similar. El viento también había sido el agente desencadenante de los desplazamientos. Fuertes ráfagas de viento inicial junto con fuertes vientos sostenidos que hacen posible el deslizamiento de las piedras, sobre placas de hielo o sutiles capas arcillosas. Ambas superficies eliminan al mínimo la fricción existente con el terreno, lo que facilita que puedan patinar o resbalar, empujadas por el viento. Pero éstos, son otros tipo de Trovants, no crecen, sólo se deslizan.

Pero en el caso de los especiales Trovants que además crecen, su supuesta “mágica” capacidad de movimiento también es poco atendible. Además de mínima (dicen que se desplazan sólo pocos centímetros en el trascurso de mucho tiempo, puede que 2 o 3 cm. después de centenares de años,) es posible que sea causada por el efecto mecánico que podría generar el cambio de peso y de forma del mismo.

LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

Es decir, a medida que crece, su peso, volumen y forma cambia, lo que haría, que junto al cambio producido en la superficie del terreno donde está apoyado (por la acción erosiva del clima y del cambio en la fronda circundante), haga sí, que pueda cambiar su punto de apoyo anterior, por la desviación del eje de gravedad. Por decirlo de otra manera, al crecer, se produce un cambio en el volumen y el peso, además que con el paso del tiempo la erosión en el terreno también cambia, incluso sin viento, es probable que en alguna ocasión, o poco a poco “pierdan el equilibrio y caigan” hacia un lado, ocasionando el tan enigmático movimiento o desplazamiento.

Aún con una explicación científica, la naturaleza no termina de asombrarnos. Extrañezas únicas que nos inspiran leyendas misteriosas sobre criaturas extraterrestres o mágicas. Singularidades de una naturaleza extravagante cuyos misterios todavía quedan muchos sin resolver.

¿Nos encontramos ante una extraordinaria anomalía geológica, o son algún tipo de vida inorgánica?

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE ESTE ARTÍCULO? ¿QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN? NO DUDES EN DEJAR UN COMENTARIO!


    LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES” LOS TROVANTS LAS MISTERIOSAS “PIEDRAS VIVIENTES”

    error: Content is protected !!